Reflexiones de este 2020

Reflexiones de este 2020

Llega diciembre y es inevitable hacer un balance y revisar metas. Es un mes donde solemos mirar hacia atrás para valorar el trabajo realizado, y volver a mirar hacia adelante para plantearnos nuevos desafíos. 

Mirando hacia atrás, este año fue atípico, complejo, nos obligó a adaptarnos como personas y como Organización, intentando responder en todo lo que se pudo a las necesidades de las personas y comunidades a las que queremos acompañar. Este año por primera vez pudimos redestinar fondos de nuestros Programas habituales para paliar en parte la emergencia social, alimentaria y sanitaria. 

Alcanzamos a acompañar a diecinueve iniciativas. Diecisiete de ellas en Argentina (siete en Misiones, tres en Buenos Aires, tres en Ciudad de Buenos Aires, dos en Chubut y dos en Chaco) y dos en Paraguay. 

Siete de ellas fueron respuestas directas a la pandemia provocada por el COVID-19, cinco relacionadas a cuestiones de soberanía alimentaria, dos al desarrollo de emprendimientos, dos destinadas a la promoción juvenil, una al fortalecimiento comunitario, una a la justicia de género y una última fue respuesta al cambio climático y sus consecuencias. Diez corresponden a zonas urbanas y nueve a zonas rurales.

Alcanzamos así a 2.140 destinatarios directos, y a 12.812 destinatarios indirectos, los que se vieron beneficiados del impacto que generaron estas iniciativas en las familias y las comunidades donde viven. Las ayudas totales fueron de euros 34.968.- 

Queremos compartir que los apoyos destinados a emprendimientos que daban respuesta a la pandemia, fueron en sí mismos proyectos solidarios, ya que las emprendedoras destinaron lo producido a abastecer a miembros de sus comunidades, familias e instituciones.

Así, por ejemplo, en Oberá, dos mujeres de la comunidad de la IELU confeccionaron barbijos y toallas de mano para repartir de manera gratuita en hogares de niños y niñas, en instituciones de servicio como la policía y los bomberos durante las crisis provocadas por los incendios, alcanzando a quinientas personas. Aún continúan con la confección.

En Chaco, las mujeres de la Congregación María Magdalena de la IELU confeccionaron barbijos y ropa para setenta niños y niñas. 

En Posadas se están confeccionando tres mil barbijos y toallas de mano para donar a las personas internadas y al personal médico en el Hospital de Posadas. 

Se aportó al Banco Ortopédico Andares en Jardín América, sostenido por la Congregación local de la IERP, para que las personas que lo necesiten, accedan de forma gratuita a colchones anti escaras y tubos de oxígeno con carrito.

En Buenos Aires, se están elaborando viandas saludables y bolsones de comida para repartir a familias aledañas a las congregaciones locales de la Iglesia Reformada de Barracas y de la Iglesia Ana Bautista Menonita de Flores, alcanzando a trescientas veinticuatro personas. 

En Esquel, se hicieron entregas de bolsones de alimentos y kits de sanitización a cuarenta y cinco familias con el apoyo de la Congregación Esperanza del Sur de la IELU, beneficiando a doscientas setenta personas de diferentes barrios de la ciudad.

Así sumamos esfuerzos, entre los apoyos de emergencia de SEDI y las donaciones generosas de las emprendedoras, contribuyendo a fortalecer medidas de protección sanitaria para miles de personas, construyendo comunidad en solidaridad.

Leave a Comment

Comentario (requerido)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)

Sedi Asociación Civil